El Siddha y Sayadaw Bhaddanta Pandita

El logro de la prolongación de la vida tras someterse a la transformación por el fuego en la Cueva de la Victoria.
Durante la época del General Ne Win, el presidente del Consejo Revolucionario, en la media noche del martes 2 de diciembre de 1975, día de luna llena,  hubo una sonora explosión y emergieron llamas de la Cueva de la Victoria, y las palabras “por las bendiciones de Buda, victoria, victoria” se expandieron como el eco por la vecindad. Eso ocurrió cuando el Siddha y Sayadaw Pandita, de 719 años de edad, obtuvo éxito en la prolongación de la vida por el proceso del fuego.

Nació un jueves de 1257, en el pueblo de Shwe Kyaung Gone (hoy el pueblo de Mebegon), durante el gobierno del rey Narathihapatay,  y sus padres Po Thu y Daw Ngew le dieron el nombre de Maung Myat San. Se convirtió en monje con el nombre de Pandita en el Monasterio de Ratana Nummi. Después de que sus padres fallecieran, Pandita buscó el favor de un oficial del rey Narathihapatay llamado Athinkhara, quien facilitó que su hermano Po Shwe se convirtiera en tesorero del Mayor Saw Aung.

Puesto que Pandita no tenía más dinero para continuar con sus trabajos de alquimia, un día, sin que él lo supiera, su hermano Po Shoe robó un poco de plata con el beneplácito del Mayor, quien traicionándole, finalmente ordenó su ejecución. Temiendo por su propia vida, Pandita, con 37 años de edad, junto con su sobrino Tint Saung (hoy nacido y conocido como el Abad del Monasterio de Aungtawmu, el Sayadaw Sanathar Tillaw Keinda) se fue a esconder en un frondoso bosque.

Por el día ambos se ocultaban en una cueva, cuyos vapores subterráneos provocaron daños en la vista de Pandita, mientras que por la noche salían fuera en busca de fruta. Seis años más tarde, Athinkhara conoció por fin la verdad sobre la plata robada, y el Mayor fue castigado, a la vez que se concedió amnistía a Pandita y su sobrino, quienes finalmente regresaron al pueblo de Shwe Kyaung Gone. Cuando la vista de Pandita empeoró, fue tratado por el doctor Lu Toke (hoy nacido como el Botaw Bo Htun Aung), de los estados Shan, quien le curó por completo los ojos. Pese a que Pandita insistiera agradecido en premiar al doctor, Lu Toke partió de allí sin pedir nada a cambio.

Un día, Tint Saung dio tres viss de plata a Pandita para que los empleara en sus labores de alquimia, diciéndole que un hombre con túnica blanca* los había donado para que éste reanudara sus trabajos de alquimia. Él mintió a su tío por miedo a que éste le pegara. Pandita continuó con su alquimia y en 1297, a la edad de 41 años, habiendo sido monje durante 21 años, obtuvo éxito como Siddha del Mercurio en ese mismo lugar, Pauk Kyaung, en el Pueblo de Mebegon.

Pandita estudió con el Director de la Monataña Nagama, el Sayadaw Kowida, y aprendió sobre medicina y diagramas cabalisticos  (Inn). Todavía no había alcanzado los 1000 años de edad, pero fue capaz de someterse a la prolongación de la vida mediante la ceremonia de transformación por el fuego, presenciada por cincuenta estudiantes procedentes de todo el país, merecedores de las medallas que les permitieron ser testigos del evento.

Algunos de los participantes gritaron “Pandita ha completado con éxito el proceso del fuego”, y lanzaron palomitas amarillas, rojas y blancas. Cada uno marcó su sección con palomitas y, veinte minutos después de la media noche, el Sayadaw Sanathar Tillaw Keinda arrojó el cono de ignición a través del agujero de once pulgadas situado en el costado oeste de la Cueva de la Victoria. Hubo una sonora explosión y el marco de la puerta de hierro quedó destruido.

Thaung, Ba Shain, Tin Kyi y otros fueron heridos por la caída de la puerta y por las feroces llamas. Fueron cuidados por el Dr. Sein Yi y el Asistente de Salud Tun Aung. Para asombro de todos, se vio al Sayadaw tranquilamente sentado en medio de las llamas. A los veintisiete minutos de la media noche, Sein Hlaing, Shwe Pyi y Kyaw Khaing arrojaron los preciosos conos medicinales con un intervalo de 2, 3 y 5 minutos entre cada uno de ellos, y la ceremonia de transformación por el fuego culminó con éxito cincuenta minutos después de la media noche. A las 5.00 h, la entrada a la cueva y el agujero en la cara oeste habían sido sellados con argamasa.

Cinco meses más tarde, el 26 de abril de 1976, a la 1.45 a.m., el Sayadaw Pandita emergió de la cueva y predicó ante los mil discípulos de todo el país que habían llegado para rendirle culto. La ceremonia concluyó de esta forma y los Siddhas que habían ido a darle la bienvenida regresaron a la Montaña Nagama.

Esta crónica se encuentra grabada en la cara sur de la Cueva de la Victoria del Siddha Pandita y fue escrita por los autores Thein Oo, Than Tun Aung y el Mayor Zaw Win. Fue trazada por un artista en la lengua de Myanmar, siguiendo la petición de los solemnes donantes, la familia del Dr. Sein Yi y Tin Myint.
 

El Siddha y Sayadaw Uttamakyaw

El logro de la prolongación de la vida mediante la transformación por el fuego en la Cueva de la Victoria.

En época de So Maung, Presidente de La Ley del estado y del Consejo de Restauración del Orden, el viernes 24 de febrero de 1989, a las 22.55 h, hubo una sonora explosión procedente de la Cueva de la Victoria, mientras las palabras “por la bendición de Buda, victoria, victoria” se expandían por la vecindad. Eso ocurrió cuando el Maestro Siddha Ashin Uttamakyaw se hizo victorioso obteniendo la longevidad tras someterse al proceso de la transformación por el fuego.

Tras su nacimiento en 1453, recibió de sus padres Thauk Kyar y Thin Si, residentes en la localidad de Myo Lulin, el nombre de Maung Utta. Él se convertiría en maestro de dos soberanos, el Rey Mingaung, el segundo monarca del período Inwa, y el Rey Narapati, de Bagan. Aprendió todo el texto Tripitaka de memoria y pudo vencer en debate a Kondaw Naung Kyar Ban, de Bagan, siendo incluso victorioso en la oficina del comité de la Sangha. Se hizo famoso con el nombre de Ashin Uttamakyaw. Fue uno de los “Cuatro Monjes de las Cuatro Hojas de Palma”, la histórica predicción  que anunciaba el nacimiento de cuatro relevantes maestros. El rey de Inwa le rogó que residiera en la capital, pero él se negó y marchó al bosque a meditar en una cabaña de bambú. En 1542 falleció en el Monasterio Natmeelin de Taungdwingyi a la edad de 89 años, después de haber sido monje durante 69.   Su maestro, el Sayadaw Pandita, se llevó todos los detalles físicos de Uttamakyaw a la Montaña de Nagama.

En el momento en el que éste inició su vida de Siddha, a la edad de 447 años. Aunque todavía no había vivido la plena vida de un Siddha, a la edad de 536 años, bajo posiciones planetarias auspiciosas y con el apoyo de ochenta y siete partidarios asistentes, Uttamakyaw se sometió a la transformación por el fuego.

En el momento señalado por los Siddhas y Sayadaws, el Sayadaw Sanathar Tillaw Keinda había arrojado el cono de ignición a través del agujero de once pulgadas situado en el costado Oeste de la Cueva Hecha por el Hombre, y la explosión arrancó medio techo y empujó las paredes, dejando agujeros de cerca de un pie de ancho. Por la Bendición y Gloria de la Triple Gema y de la Bondad Amorosa (Metta) de los Sayadaws, nadie fue herido, aunque Tillaw Keinda (Abad del Monasterio de Aungtawmu) fue rozado por las llamas y golpeado por un ladrillo que había caído, por lo que perdió el conocimiento hasta el sábado, cuando lo recobró diez minutos pasada la media noche. El Dr. Sein Yi y el Dr. Thar Myat cuidaron de él a partir de las 23.00 h. Con una separación de veinte minutos entre cada uno, Khin Maung San, de Mandalay, el coronel Thein Dan, de Rangún, y el Dr. Sen Yi gritaron “Victoria para la transformación por el fuego del Sayadaw”, mientras cada uno lanzaba uno de los valiosos conos medicinales al Siddha y Sayadaw Uttamakyaw.

 Los cuatro miembros de la Sangha, incluyendo al Sayadaw Thayarwady y a catorce otros seguidores,  fueron los custodios de los conos medicinales. Los custodios de las llaves de la cueva fueron Hla Bu y Khin Maung San, de Mandalay, mientras que el Guardián del tambor fue el Mayor Zaw Win. En total, ochenta y siete seguidores asistieron al evento.

   El domingo 23 de abril de 1989, a las 20.00 h, el Sayadaw emergió de la puerta de hierro de la Cueva de la Victoria y predicó una enseñanza sobre el logro del Nirvana a los muchos discípulos que se habían reunido para darle la bienvenida, completando así la ceremonia. Luego, el Siddha partió hacia la Montaña de Nagama, donde reside el Maestro Director, el Sayadaw Kowida.

Este artículo está escrito en la lengua de Myanmar en el costado este de la Cueva de la Victoria del Siddha y Sayadaw Uttamakyaw, emplazada en la entrada Pauk Kyaung, localizada en el Monasterio Aungtawmu, en el pueblo de Mebegon. Fue escrito por Zaw Tun, Than Tu Aung y el Mayor Zaw Wi, y pintado por un artista el 1 de enero de 2000 por el requerimiento de los donantes, el Mayor Zaw Win y Tin Tin Win, hija Sabai Win.
 

El Director de la Montaña Nagama - El Siddha y Sayadaw Kowida-
 

El logro de la prolongación de la vida tras someterse a la transformación por el fuego en la Cueva de la Victoria
Durante la ocupación del General Than Shwe, jefe del Estado de Paz y del Desarrollo del Concilio, el sábado 3 de Diciembre de 1994, a las 9:08 p.m., una fuerte explosión provino de la Cueva de la Victoria, seguida por las palabras “Por la bendición de Buda, Victoria.” El sonido resonó en todo el área. Esto tuvo lugar en el momento que el Siddha y Sayadaw Kowida completó la ceremonia de transformación a través del fuego, adquiriendo así el poder de la longevidad.

El Sayadaw nació en el año 968 en el pueblo de Khante, al este de Shwebo, en Myanmar, en época del Rey Kyaung Hpyu, también conocido como el Rey Kunzaw de Bagan. Sus padres, Thar Aung y Yin May, le dieron el nombre de Maung Kan Thar.

En el año 986 fue ordenado monje Budista en el Monasterio de Newthar y en 1027, a la edad de 59 años, Maung Khan Thar se convirtió en un Siddha de Hierro a través de la Alquimia, siendo instruido por las enseñanzas de su Maestro, el Siddha Indio Upagote. Habitó en la Montaña Nagama, donde fundó la residencia de los Siddhas. A la edad de 966 años alcanzó éxito en la Transformación por el fuego  previamente relatada. Cuando iba a someterse a esta práctica mencionó “que no sobrepasaría la autoridad de los mayores”, y permitió al Sayadaw Pandita y al Sayadaw Uttamakyaw realizar la práctica de la transformación antes que él.

En la tarde de su hazaña, a las 5.00 p.m., junto con el Botaw Bo Htun Aung, el Sayadaw llegó al Monasterio Aungtawmu e instruyó a sus discípulos para llevar a cabo la ceremonia. A las 6.00 p.m., en el estanque de Upagote, al Sur de la Cueva de la Victoria, en un bote adornado con la cresta del pájaro Karaweik y decorado con luces se colocó una imagen de Buda en un trono con elefantes. Éste fue rodeado por tres ofrendas de homenaje, cada una de las cuales contenía un precioso cono medicinal. El cono de ignición fue dispuesto en una ofrenda especial dentro de la Cueva de la Victoria. Entre la Cueva y el estanque, el Mayor Zaw Win y sus amigos de Rangún y Ba Yi y sus amigos de Mandalay se sentaron junto a otras 300 personas sobre unos divanes de bambú. Separado por un camino, el Dr. Sein Yi trazó una línea de demarcación con banderas del Dharma hechas con palomitas.

El Sayadaw Sey Kuttara y otros nueve Sayadaws comenzaron a recitar cantos dentro de la cueva con el fin de proteger a aquellos que se hallaban dentro y fuera de ella. El Sayadaw Rawi Nanda, de Taungu, entregó a la audiencia lo nueve preceptos y a las 7:45 p.m. el Siddha y Sayadaw Kowida entró en la demarcación del círculo donde se hallaban sus discípulos. Entregó de nuevo los nueve preceptos y, tras completar su prédica, pidió al Sayadaw Sanathar que abriera la Cueva de la Victoria. En el lugar donde yacían cien ramas de madera thanakhar, los discípulos de ambos grupos arrojaron palomitas blancas y amarillas sobre el Sayadaw al tiempo que gritaban: “La ceremonia de la transformación a través del fuego del Sayadaw Kowida es victoriosa.”

El Sayadaw colocó dos paquetes de amuletos de la buena suerte en el altar dentro de la cueva. Luego, el Sayadaw Sanathar Tillaw Keinda cogió el cono de ignición del lugar de ofrendas en el interior de la cueva y cerró la puerta de hierro. El Sayadaw dio las llaves a Ko Lay y a Kan Hla. Después, con los mismos clamores de antes, treinta hombres elegidos de cada grupo lanzaron palomitas rojas a través del agujero de once pulgadas que se hallaba en la cara Oeste de la Cueva de la Victoria.

Alrededor de las 8:30 p.m. A One, Hla Min y Gyi tomaron los conos medicinales del barco con el diseño del pájaro Karaweik y se los entregaron a los hombres elegidos para que los lanzaran. A la hora auspiciosa, las 9:08 p.m., el Sayadaw Sanathar arrojó el cono de ignición desde la ofrenda de homenaje hacia el agujero antes mencionado, y el camino de tierra rugió, mientras la puerta se rompía. Ante el asombro de todos, se vio al Sayadaw sentado en la posición de loto en medio de los leños llameantes de madera thanakhar, mirando al Este y cubriéndose la cabeza con sus hábitos.

Cuando hubieron transcurrido setenta y cuatro días, en la noche del lunes 13 de Febrero de 1995, miles de discípulos esperaron alrededor de la cueva de la Victoria. Cuando la puerta se abrió, el Siddha y Sayadaw Kowida dio los paquetes con los amuletos de la suerte al Mayor Zaw Win y a Ba Yi. A continuación, junto con los discípulos liderados por el Siddha y Sayadaw Pandita, cubrieron al Siddha Kowida con cuatro sombrillas blancas y le llevaron alrededor de la cueva.

Había tanta gente presente, que el Siddha fue conducido por segunda vez dentro de la cueva para que todos lo pudiesen ver. Sólo en el tercer intento, cerca de la 1:30 a.m., fue posible sacar al Siddha de la cueva para que diese una enseñanza a los muchos discípulos allí presentes.

Al finalizar, el Siddha y Sayadaw Kowida se marchó en el coche de Khin Maung Thet. Haciendo uso de su poder, espontáneamente desapareció del coche en el camino y retornó a su residencia en la Monataña Nagama. De esta maneara concluyó la ceremonia del Siddha y Sayadaw Kowida.

La inscripción aquí presentada se encuentra escrita en la cara Sur de la Cueva de la Victoria del Siddha y Sayadaw Kowida, localizada en Pauk Kyaung, en el Pueblo de Mebegon. Fue escrita por Thein Oo, Zaw Tun, Than Tun y el Mayor Zaw Win. Con la aportación de los donantes, Tun Kyi y su mujer Thein Thein Aye, el 1 de Enero del año 2000 la inscripción fue pintada por un artista en la grafía de Myanmar.